La peste – Edición en Español

La Peste
La Peste

Por US $21.95

360 páginas, February 28, 2002, traducción Rosa Chacel

Página 7

La misma tarde, Bernard Rieux, de pie ante el pasillo del inmueble, buscaba sus llaves antes de subir a su casa, cuando vio surgir del final oscuro del corredor, una gran rata que andaba con paso incierto y con el pelaje mojado. El animal se paró, pareció buscar el equilibrio, tomó carrerilla hacia el doctor, se paró otra vez, se volvió sobre si misma y con un pequeño grito cayó sacando sangre por el morro entreabierto. El doctor lo contempló un instante y subió a su casa.
14
Pero en los días que siguieron, la situación se agravó. El número de roedores recogidos iba creciendo y cada mañana era más abundante. Desde el cuarto día, las ratas empezaron a salir, para morir en grupo. De los cuchitriles, del subsuelo, de las bodegas, de las cloacas subían en largas filas titubeantes para venir vacilantes a la luz, volver sobre si mismas y morir cerca de los humanos. Por la noche, en los pasillos y las callejuelas, se oían perfectamente sus pequeños gritos agónicos.
170
Los féretros escasearon, la tela para los sudarios faltaba y las plazas en el cementerio. Hubo que avisar. Lo más simple y siempre por motivos de eficacia era agrupar las ceremonias y, cuando la cosa era necesaria, multiplicar los viajes entre el hospital y el cementerio. Así, en lo que concierne al hospital de Rieux, se disponía entonces de cinco ataúdes. Una vez llenos, la ambulancia los cargaba. En el cementerio se vaciaban, los cuerpos de color de hierro eran cargados sobre camillas y esperaban en un hangar, utillado a tal efecto. Los ataúdes eran regados con una solución antiséptica, reenviados al hospital, y la operación volvía a empezar tantas veces como fuese necesario.

About the Author

Albert Camus (1913-1960) se trasladó a París tras trabajar un tiempo como redactor en un diario argelino. Muy pronto se sintió comprometido con los acontecimientos históricos que conmovieron Europa antes y después de la segunda guerra mundial. Periodista combativo, disidente de todas las ortodoxias de su tiempo, polemista incansable, escribió libros tan fundamentales en nuestra cultura como La peste, El extranjero, El mito de Sísifo o Calígula, por los que recibió, en 1957, el Premio Nobel de Literatura.

La peste se considera un clásico existencialista. La novela enfatiza la impotencia de los personajes individuales para afectar sus destinos, la esencia misma del absurdo.

Más información ==>  contacto