Una historia de verguenza!

Una multinacional causa la ruina de uno de sus usuarios por no afrontar su responsabilidad en el cuidado de sus datos permitiendo que otra persona le arrebatara la titularidad de su cuenta.

Ser titular de una cuenta es estar seguro de que el dinero invertido en la plataforma de ventas no se va a perder.

Si se pierde la titularidad se pierde el dinero. Obvio!

Entonces, quién responde?

Cuál es el respaldo de la ley?

Una empresa que no aplica el principio de seguridad para garantizar a sus usuarios al menos que sus cuentas no tengan el riesgo de perderse no es una empresa seria, no es confiable.

El no cumplimiento de estas normas lleva a sanciones.

Ahora veamos el El ominoso caso

Continuará …